gtag('config', 'AW-706404774');

La confusión entre el baile de escenario y el baile social

Aquel Maravilloso bailarín que subido a un escenario es capaz de interpretar bailando un tema  musical entero con una estupenda coreografía aprendida y ensayada hasta la saciedad. Que interpreta con sus movimientos cada efecto, cada parte de esa pieza elegida y de la que conoce hasta la ultima nota, pues su coreografía aprendida y ensayada, lo es únicamente para ese tema en concreto y solamente funciona con su pareja de baile que también conoce cada paso estudiado al milímetro.

Quizá alguien pudiera pensar al verlo... "Que maravilla poder bailar así" Ojala pudiera yo también hacerlo de igual manera y que todo el mundo me observe, me admire y me aplauda.

Y entonces todas las pistas de baile se llenaron de bailadores que repetían una y otra vez sus pasos aprendidos, mirando hacia su publico que podía estar observándolos y sin tener en cuenta a su pareja de baile. Bailando en un social como si estuvieran en un escenario. Así es como poco a poco los sociales se llenaron de bailarines de escenario.

Podríamos de una manera relativamente sencilla enseñar mediante ensayo y repetición  a un chimpance a conducir un coche desde el punto A hasta el punto B por una ruta definida e invariable.

¿si lo lográramos podríamos decir que ese chimpance sabe conducir? ¿Le podríamos dar el carne?

La respuesta es obvia; conducir requiere de una serie de habilidades aprendidas entre las que se incluye el conocer las señales y el código de circulación y poder interactuar con otros conductores y otros vehículos. 
Aprender a conducir requiere de unas capacidades aprendidas que nos permitan interactuar y desenvolvernos entre el trafico teniendo que improvisar según las circunstancias.

Sacar el carné de bailador social por lo tanto es mucho mas que aprender coreografías. El bailador social baila para el disfrute de su pareja de baile y el suyo propio. Sabe comunicar sin palabras lo que quiere hacer para que su pareja de baile le siga. Observa la pista y se adapta a ella según las circunstancias. Interpreta cada parte de la canción que suena en ese momento y sabe trasmitírselo a su pareja. Reacciona e improvisa si el momento lo requiere.

Mi humilde consejo de bailador:

Si quieres brillar en un escenario, lucha por tu sueño y de una forma u otra llevalo a cabo. Bailar para un publico es maravilloso y te llena de vida, pero no traslades el escenario a la pista de baile.

 

 

Sobre Nosotros

Somos una escuela especializada en bailes Cubanos. Contamos con la profesora y directora Yanulka Ofarrill ex-bailarina del Folklórico Nacional de Cuba, con amplia experiencia profesional y un gran curriculum tanto de profesora como bailarina.

Leer más

Pregúntanos tus dudas

Menu Contacto

Horario de atención al público:

Horario de verano:

De Lunes a Viernes de 17:00h. a 22:30h.

Horario de invierno:

De Lunes a Viernes de 10:00h. a 11:00h. y de 17:00h. a 22:30h.

Dirección

Calle Longares, 10

28022 Madrid

910 18 43 67

678 88 43 85

info@academiadebaileorishasdance.com

BUSCAR

google-site-verification: googlebc62c5b9732091fa.html